Descanso semanal
0 votos

Descanso semanal

Los trabajadores tienen derecho a un descanso semanal ininterrumpido de, al menos, un día y medio, aunque esta duración puede ampliarse por convenio o pacto. Como regla general, el descanso debe comprender el domingo completo, más la tarde del sábado o bien la mañana del lunes (artículo 37.1 del Estatuto de los Trabajadores).

descanso semanal

Si el convenio establece que en su empresa el descanso semanal es de dos días, lo único obligatorio es que se disfrute de forma ininterrumpida un día y medio. Que el medio día restante se disfrute unido al núcleo principal o separado depende de lo que establezca el propio convenio. Si el convenio no dice nada, la empresa decide.

Para que la empresa se pueda organizar de forma flexible el trabajo, el descanso semanal puede acumularse en periodos de hasta catorce días. De esta forma, en función de lo que convenga a la organización de la empresa, puede hacer diversas combinaciones como, por ejemplo, disfrutar de un día y medio de descanso por cada cinco y medio de trabajo (que constituye el punto de partida); hasta los tres días de descanso por cada once de trabajo (el máximo).

La decisión de acumular el descanso semanal puede adoptarse a través de convenio, acuerdo colectivo o pacto individual e, incluso, en caso de silencio en todos los anteriores, puede decidirlo unilateralmente la empresa. Sin embargo, si la acumulación del descanso semanal se establece en el marco de una distribución irregular de la jornada, ésta sólo puede adoptarse mediante convenio colectivo o, en su defecto, por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

Si el trabajador es menor de edad, el descanso semanal debe ser al menos de dos días ininterrumpidos. Además, no es posible acumular los descansos como en el resto de trabajadores.

Como en los demás descansos, determinados sectores o actividades tienen descansos más reducidos o más amplios. Por ejemplo, trabajo a turnos, empleados de fincas urbanas, trabajo en el campo, comercio y hostelería, trabajo en el mar o transporte por carretera, etc.

descanso

La obligación de no trabajar un día por semana en la antigüedad estuvo ligada a un precepto de carácter religioso. Pero, ahora, la elección del domingo como día habitual de descanso semanal no obedece a estas razones, sino que está obligado a la tradición y la costumbre. Pero eso no impide que, por convenio o através del contrato con los trabajadores, en la empresa se fije otro día de descanso.

Sustituir el domingo como día de descanso por otro día de la semana no da derecho al trabajador a recibir una retribución superior, salvo que así se establezca en el convenio aplicable a a empresa.

Imágenes: Google

Etiquetas : , , , , , , , , ,

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>