Jornadas especiales
0 votos

Jornadas especiales

Las jornadas especiales son las que se aplican a determinados sectores o actividades con necesidades que requieren que se amplíe o reduzca el tiempo de trabajo. Por tanto, las jornadas especiales disponen de una regulación particular (Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre de 1995 y el Estatuto de los Trabajadores supletoriamente).

mineros

Actividades que permiten ampliar la jornada

Se permite que la jornada se amplíe en función de las exigencias organizativas de la actividad empresarial, por las peculiaridades del tipo de trabajo o por el lugar en que se presta. Para esa ampliación de la jornada, no existe un límite máximo con carácter general, sino que cada sector tiene sus propias normas. Éstas son las actividades, sectores o trabajos en los que están permitidas las ampliaciones de jornada:

– Empleados de fincas urbanas.

– Guardias y vigilantes no ferroviarios.

– Sectores de transportes.

– Trabajo en el campo.

. Trabajo en el mar.

– Trabajo a turnos.

– Transporte ferroviario y aéreo.

– Trabajos en condiciones de aislamiento o lejanía.

– Sectores del comercio.

– Sector hostelería.

minero

Actividades que permiten reducir la jornada

En ciertas actividades se establecen reducciones de la jornada para evitar riesgos laborales a los trabajadores si se superan ciertos límites. Así ocurre, por ejemplo, en estas actividades o sectores:

  • Los trabajos expuestos a riesgos ambientales.
  • Trabajos en cámaras frigoríficas y de congelación.
  • Trabajos en el interior de las minas.
  • Sector de la construccióny obras públicas.

Otros casos de reducción de jornada

Existen otros cargos, cuyos motivos son muy diversos, que obligan al empresario a reducir la jornada ordinaria de trabajo:

Determinados tipos de contrato: relevo, prácticas, formación y tiempo parcial.

– Permiso de seis horas semanales para buscar nuevo empleo en caso de extinción del contrato por causas objetivas (artículo 53.2 del Estatuto de los Trabajadores).

Guarda legal o cuidado de familiares, lactancia, parto prematuro y hospitalización tras el parto.

– Las trabajadoras víctimas de la violencia de género tienen derecho a reducir su jornada laboral con la disminución proporcional del salario o reordenar su tiempo de trabajo, por ejemplo cambiando su horario flexible (artículo 37.7 del Estatuto de los Trabajadores).

PD: En principio, el ejercicio de este derecho debe hacerse según establezca el convenio colectivo o un acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores. Pero, en su defecto, también mediante pacto entre el empresario  y el trabajador afectado. El empleado es quien tiene preferencia para concretar su jornada, pero el empresario puede oponerse y llevar el conflicto a los juzgados a través de un procedemiento sumario.

Imágenes: Google

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>